miércoles, 2 de julio de 2014

Mindfulness: ejercicio con una manzana



¿Qué tal un sencillo ejercicio de mindfulness? Puede que te imagines a gente muy seria medio en trance si hablamos de la práctica de la conciencia plena, pero realmente hay muchas formas de entrenar nuestra mente. Para este ejercicio, únicamente necesitas una manzana.

Puede servir también cualquier otro alimento que te guste, aunque la propuesta que te hago en este post es la de usar una manzana. El ejercicio es muy simple, nada más hay que comer la fruta. Eso sí, lo harás "a conciencia".

Ponte en un lugar cómodo, en silencio, con tranquilidad. Ten a mano la pieza de fruta. Cierra los ojos y respira profundamente. No intentes forzar la respiración, hazlo con normalidad. Centra tu atención en la entrada y salida de aire. Si algún pensamiento se cruza en tu mente, obsérvalo y vuelve a centrarte en la respiración. No te juzgues ni te preocupes si ves que te despistas. Simplemente, si te descubres pensando en otra cosa, para un momento a observar la idea que ha aparecido en tu mente y vuelve la atención a tu respiración.

Cuando lleves unos minutos así, alcanza la manzana y dale un buen mordisco. Centra ahora toda tu atención en las sensaciones que llegan desde tus sentidos. ¿Notas la textura al masticar? ¿El sabor? ¿El aroma? ¿La frescura del fruto? Centra tu conciencia solamente en eso y en nada más, y ¡disfruta de las sensaciones! 

Es importante que no intentes rechazar otros pensamientos si es que se presentan en tu conciencia, pues eso solamente provocaría un efecto rebote consiguiendo que acabes reflexionando sobre aquello que no quieres. Simplemente, mantén tu atención en las sensaciones que percibes mientras comes tu manzana, sin preocuparte por nada más. Si un pensamiento cualquiera aparece en tu mente, no intentes rechazarlo. Obsérvalo un breve momento, y vuelve (dirige de nuevo tu atención) a la manzana. 

Cuando acabes de comer, o un poco antes si te resulta muy pesado la primera vez, vuelve a centrarte en la respiración durante unos segundos y después abre los ojos despacio. ¡Has terminado! 

Si te interesa escuchar algunas cosas más sobre lo que es la meditación, y sobre cómo no hace falta poner posturas raras ni hacer propios otros rituales exóticos para aprovechar los beneficios de la conciencia plena, puedes ver este vídeo... 



Fuente de la imagen: morgueFile

3 comentarios:

  1. ¡ Qué interesante y qué sencillo!
    Me sirve, voy a descubrir que sensaciones puedo percibir.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué sencillo y qué fácil!
    Me gusta y me sirve, voy a descubrir las sensaciones que me ofrece esta manera de comer una manzana.

    ResponderEliminar

Cierra los ojos un momento y piensa en lo que interpretaremos los demás cuando leamos lo que has escrito antes de darle a publicar, teniendo en cuenta que no estamos en tu mente...